El ciudadano, con la ayuda de la tecnología, ha comenzado hace algunos años a producir plataformas y aplicaciones móviles que, junto al resurgimiento de la economía colaborativa, brindan pequeñas soluciones al problema de la movilidad.

Trafikk Agenten: en Noruega, los niños nutren la seguridad vial

Amovens: compartir coche sin comisiones

A-dedo: cuando la Administración practica con el ejemplo

Citymapper: los datos abiertos, claves para el éxito de las aplicaciones.

Social Cyclist: la red social de ciclistas.

Mapatón: aplicación mexicana para construir colaborativamente una base de datos abiertos de transporte.

Tramicida: la app para denunciar problemas en el transporte público de La Paz.

147 Rosario: reportes ciudadanos de incidencias de movilidad.

Comobity: mejorando la convivencia entre bicicletas y autos.

Accesibility Plus: una app de taxis para personas con movilidad reducida.